viernes, 15 de febrero de 2008

sin rumbo fijo

“Creo que su nombre era Ramiro, o Ricardo, algo con r era, estoy seguro! Bueno no importa, al fin y al cabo ni siquiera me conoció, tampoco tenia ganas, bueno pero me estoy yendo de tema.

La historia era así, se había peleado con los viejos y un día decidió irse del pueblo de mierda que vivía, tenia la mente un poco enferma ya desde ese entonces, no se banco demasiado la bronca con los viejos hay algunos que dicen que volvió después y los mato, les inyecto el cáncer, pero son pavadas, creo que eso viene solo, pero bueno sigo; creo que después de eso se fue a vivir a Berazategui o a Munro que carajo se yo donde se fue el loco ese! La onda es que se puso a salir con una minita, Natalia, o Noelia bueno me parece que se poco de esta historia y la estoy contando al pedo porque lo único que estas esperando es que termine para ir a jugar a la computadora de mierda esa que tenés en ese cuarto lleno de porquerías, a ver cuando salís un poquito nene! Ese lugar es de mala muerte y vos seguís ahí a media luz charlando con tus amigos con expresiones falsas y muecas que ni siquiera haces vos sin siquiera verlos. Yo no entiendo pero bueno, vaya no mas pendejo y la puta que te parió! Cuando vas a aprender a respetar a tus mayores! Ni siquiera una historia que tu abuelo te cuenta escuchas! Anda a cagar y a matarte enfrente de esa computadora! Anda no mas! Ya vas a ser grande! Con panza! Y vas a seguir ahí!...”

El viejo se calló y el nene se paro, le saco la lengua y después se fue corriendo a responder el MSN que le avisaba que alguien le hablaba desde hace rato.

“Este pendejo…” dijo y siguió viendo a la tortuga…

1 comentario:

Mondoke! dijo...

Me agrada, aunque me parece raro que los dos hayamos tenido ideas parecidas. En fin, por lo menos el chico tenía a alguien conectado en el msn, no como yo jaja!