jueves, 20 de marzo de 2008

Pena...

Una vez más se sentó en la cama, solo en la pieza… “estará con él… seguro” invito al silencio, se miro para adentro y dijo “soy un hombre, una armadura, una coraza, no puedo llorar… por ella, no! No lo voy a hacer…” pero hay veces que no importan los huevos, ni la hombría… y se tapo la cara para disimular ese pequeño halo de llanto que manchó a penas su cara… “Es la última, se dijo, se acabó, por vos no pienso sangrar mas…"

Se levanto de un golpe, se calzo sus mejores jeans y como cada viernes salio a reventar la noche, pero esta vez con un motivo supremo… para matar un par de lágrimas rebeldes que le recordaban una pequeña pena…

Para vos Camus… todo puede mejorar.

9 comentarios:

Florfloyd dijo...

No hay que sangrar, por nada ni por nadie...la sangre es solo nuestra, la podemos donar alguna vez, pero no derramarla vanamente..nunca.
Brillante.

Socio del Desierto dijo...

Me vas a hacer llorar nene (acordándome de las lágrimas derramadas x amor).
Lei el mje q dejaste en el msn. Gracias x las felicitaciones. Y con respecto a las visitas no te tenes q hacer problema, desde cuando lo popular es sinónimo de bueno?

belleza palida dijo...

garcias por pasarte y por pensar igual que yo..
suerte!

Leandro dijo...

a todos nos pasa, y pasa...

Across the universe dijo...

Infinitas veces hemos dicho: "Basta", y decidimos alejarnos de cosas que nos hacían mal. Muy lindo texto, estamos en contacto, gracias por pasarte!. :)

Flor dijo...

Voy a esperar ansiosamente para leer algun relato que se trate de "perder algo"
Muy linda la charla de anoche,
ya hablaremos
y la caja de sorpresas va a crecer mas aun jajaja.


Beso

Florencia dijo...

Si guardas tus l�grimas te doleran dentro.
Hace bastante que no pasaba, pero cuando paso me quedo leyendo y siempre es un gusto. Qu� lindo Dami�n! Beso grande.

celestecielo dijo...

Para mi las penas se lloran a fondo, se llora hasta que se gastan... Porque sino no se puede disfrutar de los momentos que vienen, porque sino solo es disimular la pena que duele por dentro... Y a mi eso no me cerro nunca, nunca pude mentirme a mi misma.

Algun O. Destos dijo...

como aquella vieja canción: "Tomaste el vaso aquel
aquel que no debes tomar
saliste a caminar, y decidiste irla a buscar"
no?