jueves, 30 de julio de 2009

Allá

Corrió hasta que los pies no resistieron la presión, no pudo seguir así, los pies hinchados, la presión de ser o tener que ser, no estaba cansado, solamente no podía más, pero hay que hacerlo, o no? Es que no importa el resultado, el final, lo que importa es el viaje, y estaba harto de estar atento a que el camino este bien, corrió, se tropezó, descansó, y como siempre empezó de nuevo para no parar nunca mas, nunca más…


Gracias por leer.

3 comentarios:

Luna dijo...

Me pregunto hacia donde corro o si es que estoy detenida.

Besos

Cloe dijo...

El camino siempre tiene pequeños descansos y también tropezones.

Abrazo

cursi enamorada del amor dijo...

nunca se para, no hay punto de llegada, todo pasa en el recorrido