jueves, 10 de septiembre de 2009

Te odio (para adentro)

Te odio, con cada esquiva mirada, con cada gesto de cansancio o ignorancia, te odio, no puedo verte, te necesito fuera, me cuesta creer que puedas llegar a afectarme tanto, no me importa lo que hagas de tu vida, alejate, ahora que se lo que haces en mi, Te odio, con todo el ser que me representa, te detesto, andate, no aparezcas mas, hace de tu vida lo que quieras y prefieras, no me importa, honestamente no me importa, no me importa ni que saques lo mejor de mi, ni que seamos casi amantes, no me importa, andate, te detesto, y esto me sale desde las entrañas, desde lo hondo de mi ser, desde donde no tengo control, porque se revoluciona mi mundo, porque no puedo exponerme a lo mismo, por favor, que alguien la aleje de mi, por favor…
Porque mentirme a mi mismo, pretendiendo que si se aleja provoque en mi un rechazo, porque si pienso que se fue y que esta lejos, quizás encuentre la paz necesaria, para reconocer que la quiero demasiado quizás, aunque este tan lejana, tan separada, tan ajena como siempre, porque si no la veo se va a borrar y no va a importar a donde vaya, porque no va a estar acá; Te quiero idiota, y no se de donde viene esto, lo que si se, es que no lo quiero mas…
Dónde estas?

Gracias por leer.

3 comentarios:

Luna dijo...

No funciona así.
Pero sé como duele.

Besos

Cloe dijo...

El odio y el amor no pueden manejarse.

Abrazo

Yanina. dijo...

Sé lo que se siente eso, pero el odio y el amor a veces, se ponen de acuerdo.
Un beso :)