sábado, 10 de mayo de 2008

Tour

El guía miro con gran entusiasmo al grupo que hoy le tocaba dirigir, “Buenas tardes, bienvenidos al tour de grandes ilusiones”. Comenzó mostrando las típicas cosas, las comunes, se guió muy bien por todas las zonas ajenas a sentimientos, por los músculos, por todos los aparatos que integran el cuerpo…

Se adentro por fin al sector más famoso del recorrido… “bueno señores visitantes, les presento el corazón” al principio le resulto un poco raro el polvo que vio en las paredes, lo triste y abandonado que se veía todo, un par de parches por ahí desparramados que intentaban disimular las tristes heridas que asomaban por detrás. “este es el sector mas conocido del individuo, como ven es tierra virgen en todo el recorrido, además hay una pequeña reseña del cerebro y todo lo que respecta al amor, pueden ver tranquilamente, vean pasen observen lo que este corazón ofrece…”; una mujer a lo lejos lo llamo silenciosamente, y le mostró un cartel, colgado en una de las paredes… este daba la prueba de que se encontraban en un lugar triste, solitario, que necesitó mil veces de pequeños arreglos, pero que jamás se hicieron como se debe, se observo claramente la soledad, la tristeza, la pena que residía en aquel abandonado lugar… Un par de lágrimas rodaron por los rostros que apreciaban al lugar con algo mas que ojos curiosos, los que entraron al corazón e inmediatamente entendieron a que iba la visita, “perdón visitantes, pero, creo que es mejor salir da aquí… me acompañan?” dijo alejándose despacio a la puerta de salida, miro por última vez el interior, y pensó “Pobre…”

El tour registraba el interior de un hombre que había fallecido, y que se había ofrecido voluntariamente a este proyecto de viaje a través del cuerpo, sus virtudes y sentimientos.

El cartel decía “Se ofrece este corazón, chiquito, un poco descuidado, pero con espacio suficiente para que alguna mujer se acomode, y viva feliz adentro todo el tiempo que quiera, de lo contrario este aparato inerte se detendrá sin sentir amor…”

Haga lo que haga de mi vida, no quiero ser ese hombre voluntario…

Gracias por leer.

6 comentarios:

Un Alumno Diferente dijo...

Che... mira mi blog y te vas a llevar una sorpresa con la foto de tu perfil.
Yo la vi primero...JAJAJ, pero la hizo otro supongo.

Salu2 desde Berisso

cursi enamorada del amor dijo...

Es increíble como se nota que escribís desde el corazón.
Dami, ser o no ese voluntario está en tus manos. Sabemos que estas cosas no se hacen de a uno, pero para empezar hay que abrirse a nuevos rumbos y experimentar. (mirá quien te lo dice !!!)
Y me parece que nosotros dos deberíamos dejar a aconsejar sin dar el ejemplo, somos un chiste !! jaja..

Bueno, me encantó lo que escribiste, me hizo acordar a un capítulo del autobús mágico que recorren el cuerpo humano ^^ jaja

te mando un besito, nos hablamos!!

Leandro dijo...

The Magical Mystery Tour
Is coming to take you away.
Coming to take you away.

Berenjena Voladora dijo...

Todas las veces que entro en tu blog, me sorprende (muy gratamente) la facilidad para crear escenarios, pero hablar siempre desde tu interior. Eso es hermosísimo! y te agradezco -siempre que pueda y no te moleste porque a veces puedo ser una verdura pesada...jajaja-

Qué lindo que hayas decidido no ser como el hombre de tu escrito :-)

Besos desde el Berenjenaaaaalll!!!

el gabi con i latina dijo...

damian.....
como andas.....t dije que me iba a pegar una vuelta algun dia por aca.....llego ese dia XD

che.....me copo demasiado....muy lindo, y a al ves triste y para reflexionar esa historia.....me encanto.

creo q voy a andar mas seguido por aca.

ns vemos damian, suerte.....y segui escribiendo asi !!!!

aaa.......y yo tampoco y creo q nadie quiere terminar siendo voluntario de eso...y ojala nadie lo sea

Pasajera En Trance dijo...

interesante blog...te estare leyendo...

besos!