lunes, 12 de mayo de 2008

Cursi amor en un bar

Los cabellos de fuego resaltaban en la barra de aquel bar, él sorprendido por su belleza, se resumió a mirarla; “Hola” dijo ella y no obtuvo respuesta… tras un segundo en silencio él la miro, era ella de verdad, su “amiguita” de tantos años, la pequeña enamorada; ella un poco mas astuta y decidida, se asomo a sus labios lentamente, sabía como jugar el juego, “que te pasa, no me vas a saludar?” le susurro al ras de los labios, y le dio un suave beso en la mejilla, no sin antes volver a besar los labios sin tocarlos… todo fue muy lento y por suerte somos hombres, humanos, y respondemos a los impulsos, y su gran amor de tantos años reacciono como ella esperaba, ni bien se alejo la agarro de las mejillas, entre bruto y desesperado le dio el beso mas esperado de todos los años, suave, tranquilo, apasionado… algo cursi quizás, pero hermoso como estar enamorada, de los bellos amores platónicos…

Mi estado anímico sigue igual, decadente; sigo esperando… algo bueno puede pasar entre tanta perdida de cosas que quiero, pero mas que nada me dolés vos.

Gracias por leer.

8 comentarios:

cursi enamorada del amor dijo...

Practicamente relataste lo que me venís aconsejando hacer desde que te conté sobre Él. Pero todavía no lo ví, me animaré en mi próxima oportunidad?. No sé, cuando se trata de él soy muy insegura, pero a la vez no soy otra más que yo y con orgullo. Él me quiere así y eso me encanta. Falta un empujoncito? Que el viento sople..

Me encantó, gracias gracias :)
nos vemos Dam

sweetgirl dijo...

coincido totalmenteeeeeeee...esos encuentros q hablan sin palabras..q el no decir nada dice mucho mas de lo q deberia..

se ve q no son buenos tiempos en general...
pero supongo y espero q todo pase..
besos milllll

Leandro dijo...

Gracias a dios todavía no te nos hiciste EMO. Abrazos!

Florfloyd dijo...

esto me suena sisi me suena! eh cursi aguante nuestras biografias!!
dami sos una masa, arriba ese animo men, el sábado nos embriagamos ehhhh

Socio del Desierto dijo...

Fuerza Dami! El sábado pasa algo bueno! Nos juntamos!

celestecielo dijo...

que linda es la espontaneidad del amor ^-^
y lo reflejaste en este escrito muy bien!

bueno, yo te voy a dejar algo que en verdad es sobre la entrada anterior que no llegue a comentar, es un texto de Elsita Bornemann que me parece muy oportuno:

NO SOMOS IRROMPIBLES

Los cristales pueden quebrarse.
A veces basta un leve golpe de abanico. Las telas suelen desgarrarse al contacto de una diminuta astilla. Se rasgan los papeles... Se rompen los plásticos... Se rajan las maderas... Hasta las paredes se agrietan, tan firmes y sólidas que parecen.
¿Y nosotros? Ah!...Nosotros tampoco somos irrompibles.
Nuestros huesos corren el riesgo de fracturarse, nuestra piel herirse...
También nuestro corazón, aunque siga funcionando como un reloj suizo y el médico nos asegure que estamos sanos. ¡CUIDADO! ¡FRÁGIL! El corazón se daña muy fácilmente. Cuando oye un "no" redondo o un "sí" desganado, una especie de "nnnnsí" y merecía un tintineante "¡Sí!".
Cuando lo engañan. Cuando encuentra candados donde debía encontrar puertas abiertas. Cuando es una rueda que gira solitaria día tras día, noche tras noche.
Cuando... entonces, siente tirones desde arriba, por adelante, desde abajo, por detrás... o es un potrillito huérfano galopando dentro del pecho.
¿Se arruga? ¿Se encoge? ¿Se estira?
No. Late lastimado.
¿Y cómo se cura?
Solamente el amor de otro corazón alivia sus heridas. Solamente el amor de otro corazón las cicatriza.

espero que te guste ^-^

una cosa mas, que envidia que se junten el sabado y se conozcan y la pasen bien ¬¬
bueno igual les deseo una feliz reunion blogera! =D

.gpb dijo...

Que buen ejercicio que es el libre escribrir.
Te felicito, pase de casualidad y me quede leyendo tus historias. Atrapantes!!

Volvere,

Pablo.

ccccc dijo...

bueno, veo que no soy la unica con animo decadente, me alivia eso.
yo no le quise pasar el link porque hay cosas que el no conoce mias y me gustaria contarselas no que el las lea por su cuenta, es una buena razon, pero no me entendio