martes, 18 de agosto de 2009

Adónde?

No me ves? Acá estoy, hacete la boluda si así lo querés, pensá que no existo, ignorame, escondete, odiame por no poder encontrarte, corre si me ves, bajate del colectivo justo una cuadra antes de que suba yo, mira para afuera cuando pase junto a vos en el Bondi, no me mires, no me hables, no me toques…
Desaparecé…
Porque se que estas ahí, en algún lado, que algún día me voy a dormir en el colectivo y me vas a despertar, porque algún día me voy a animar a mirarte en el Bondi y mantener la mirada, porque te voy a encontrar, y no vas a estar con alguien, no vas a ser mayor, no vas a creer que soy un tarado, no te voy a dejar escapar, cuando te encuentre no lo voy a hacer, porque te espero desde hace rato, porque te encuentro y no sos, porque me equivoco y eso me enseña, porque me muero y revivo, solamente para encontrarte, alguien me quiso convencer, me dijo que el amor no existía, y le respondí: “si no existiese entonces no tendría que seguir cada día, no existiría razón para mi, que vivo por eso, que me mantiene vivo, que me inspira a escribir cien historias, mil quizás"; si, existe, solamente no la encontré…
Pero ya va a llegar…

Gracias por leer.

4 comentarios:

Yanina. dijo...

¡Uuuuyy! ¡Cuán identificada me sentí!
Si, sí que existe. Yo lo sé.
Yo también tengo uno que se esconde. O es un cagón. O es gay. O simplemente no me quiere, no sé, tengo miles de hipótesis, y también me mueve a escribir miles de historias.
Un beso, Damián :)

Luna dijo...

Hermoso. Pensá que a ella le debe estar pasando lo mismo. Espero que pronto se encuentren.
Besos

Cloe dijo...

Me mataste. Es lo más lindo que leí tuyo.

Abrazo

JoséGabriel® dijo...

¿Sabe que tenemos ideas parecidas? Después si le place, lléguese por mi hogar, será bienvenido.
A veces me pregunto si quiero que llegue o no. Quizás si llega ya no me inspiraría más...y no podría contra eso. Un abrazzo.