miércoles, 23 de julio de 2008

Pequeño

La tomo de la mano, le había costado mucho lograr tenerla enfrente esa noche, vencer los miedos a decir lo que se siente a veces se transforma en un calvario, más allá de poder lograrlo… La miró directo a los ojos, y los de ella le ganaban en decisión, en fortaleza, en intención, le ganaban por mucho que intentase sobrepasarla y así demostrarse superior, para besarla sin el temor a hacerlo bien o mal, es que tan poco había besado en su vida, que quería hacerlo bien, quería que a ella le guste lo que trataba de demostrar…
La calle se encontraba a media luz, la noche no estaba demasiado fría y la caminata ya llevaba un largo rato, y así se planteaba otro problema para él, cómo hacia para avanzar? Como planteaba su intención, más allá de que ella supiese lo que él pretendía… No pensó demasiado en ello, se frenó, y la beso primero tímidamente, y luego desenfrenó su beso más audaz, hace poco que la conocía, pero sentía que ella era especial, sentía en ella una fuerza hermosa, una energía diferente, era linda por donde la mire, y eso hizo precisamente, la contempló un largo rato después del beso, apreció sus ojos, adoró su boca, se enamoró de su piel, de su pelo, de su tranquilidad, y su vitalidad también, pero se detuvo ahí, para mañana ella no tenia que ser más que un lindo recuerdo, a menos que quisiera que fuese otra cicatriz; por muy inocente, por muy nuevo, o por muy crédulo que sea, siempre supo como cuidarse de lo que le pueda llegar a hacer mal…
(Lo que no significa que lo haga siempre…)
Gracias por leer.

7 comentarios:

cursi enamorada del amor dijo...

que triste que cuando se hable de amor se hable de escudos. ¿Qué pasó? Son tiempos duros para los soñadores escuché alguna vez. De todas formas, elijo imaginar y caer como tenga que ser. De los errores se aprende, de las certezas me aferro..
Un beso Dami

sweetgirl dijo...

Aveces pordes cuidarte, pero en determinado momento sucede aquello de cual no podes cubrirte...que te toca a fondo como nada..y es lo que te enseña q cuando de sentir se trata no hay escudo que valga...y q lo q marca, marca con fuego...
te quiero dami!
me encanto
besotesssssss

Latin Loser dijo...

es verdattt, a veces uno no se puede cubrir de esas cosas...

Erika dijo...

Bueno me enganché en el tema de la caminata se ve que anduvimos inspirados en los mismos rumbos jojojo... Pero por qué una herida? Por qué no pudo empaparse de vos? Aunque claro, solo son supuestos, yo prefiero el final feliz, o por lo menos en este momento..
Un gusto leerte, besote!

Shalú..

ccccc dijo...

¿hay algo mas lindo que ir caminando de la mano con alguien, contemplando el silencio y las "cosas" que van mas alla de lo superficial?
creo que hay que prestar atencion especial a la reaccion despues del beso, se puede llegar a descubrir mas de lo que uno cree.

besiitoss dami!

Berenjena Voladora dijo...

Qué dulzura y entrega Dami.
Hacés bailar a las palabras más que nunca en esta entrada.

Y como siempre, las gracias a vos gurí!

Te mando un beso grande desde el berenjenal!

P.d: qué preciosa está la foto! espero que hayan pasado muuuuy lindo el sábado!!

Luna dijo...

No sé que es peor los recuerdos o las cicatrices